Pick & Drive, la alternativa eléctrica.

icono-noticia-Pick & Drive

Los coches eléctricos toman Madrid.


Pick & Drive estrena en Madrid una nueva fórmula de movilidad compartida y sostenible, pionera en España, que nace con el objetivo de dar un servicio a la ciudad, sus residentes y trabajadores. Pick & Drive es un club de movilidad con diversas sedes en aparcamientos subterráneos de Madrid y de las afueras de la ciudad. Los miembros del club tienen a su disposición coches, motos, y bicicletas sostenibles sin limitaciones de tipo de vehículo, tiempo, uso, o destino al que viajar. Gracias al acuerdo firmado con Grupo Itra contara entre su flota de unos magníficos smart EQ para todos aquellos clientes que deseen un coche pequeño para moverse por la capital.


Una nueva forma de movernos.

Cada club Pick & Drive tiene un número limitado de socios, que pagan una cuota mensual de 30 euros que incluye el seguro todo riesgo, mantenimiento, revisión y limpieza tras cada servicio. La tarifa por minuto de utilización de cada vehículo es muy competitiva. Por ejemplo, los Smart Fortwo de este club de movilidad se ofrecen por 0,17 euros por minuto, con un máximo diario e 51 euros. No hay una limitación de tiempo o kilómetros.

El futuro.

Este primer club de movilidad se encuentra en el Club Callao (en el aparcamiento Tudescos), con una previsión de 250 socios en el primer año. En 2019 está prevista la apertura de nuevos clubes en Madrid (Club Santa Ana, Club Majadahonda y Club Juan Bravo), y en Guadalajara, Zaragoza y Palencia. Pick & Drive también está estudiando la posibilidad de franquiciar sus clubes y de abrir otros nuevos en Madrid, Pozuelo de Alarcón, Alcalá de Henares, Alcobendas, Barcelona, Sabadell, Valencia, Málaga y Valladolid.

Ventajas frente a un carsharing tradicional

Pick & Drive ofrece a los residentes y trabajadores de un barrio muchas ventajas frente a las diferentes opciones de uso compartido de vehículos disponibles en Madrid, empezando porque a través de un único servicio se puede disfrutar de bicis, motos y coches. Además, las plataformas tradicionales de carsharing no cubren todas las necesidades de los usuarios debido a las limitaciones de distancia, tiempo o de tipo de vehículo, que impiden una movilidad libre y sostenible.